Sedapal presentó registros de consumo de agua de los distritos de Lima y Callao

En San Isidro, La Molina, Miraflores, San Borja y Surco se consume al día más de 200 litros por persona.

Comparte esta noticia

Sedapal presentó su campaña “Unidos por el Agua”, que busca sensibilizar y concientizar a la población de Lima y Callao en el uso racional del agua potable, a no desperdiciarla y a generar hábitos de consumo responsable para darle sostenibilidad al servicio. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo por persona de 50 a 100 litros diarios, para cubrir las necesidades básicas.

En el año 2000 el consumo del agua por habitante en Lima era de 250 litros al día, de acuerdo a la información del Banco Mundial; el 2020 se registró un consumo promedio de 175 litros, hacia el 2030 Sedapal espera que la población logre un uso racional de hasta 125 litros por día.

Según el reporte de consumo doméstico de agua potable de cada habitante por día, los distritos de San Isidro, La Molina, Miraflores, Santiago de Surco, y San Borja registran consumos elevados que llegan hasta los 243 litros por persona, mientras que distritos como Carabayllo, Pachacámac, Mi Perú, Ventanilla y Lurigancho (Chosica) no superan los 120 litros por persona, que es el indicador anhelado.

“Para lograr esta meta y cambiar los patrones de consumo, necesitamos empezar en el hogar, con nuestras familias, enseñarles a los niños desde pequeños el valor del agua, recurso esencial para la vida. Debemos utilizar métodos ahorradores en las viviendas, tan simples como meter una botella de agua en el tanque de descarga de un inodoro o cerrar los caños mientras nos cepillamos los dientes, a revisar nuestras instalaciones internas periódicamente para evitar fugas” afirmó el presidente de Sedapal, Francisco Dumler.

Sedapal realiza un mantenimiento permanente de las redes de agua potable para descartar posibles fugas y supervisa el sistema de tuberías, a fin de detectar conexiones clandestinas que ocasionan consumos ilegales de agua en perjuicio de la población que más lo necesita.

Respecto al cierre de la brecha del servicio el presidente de Sedapal indicó que está en ejecución la obra más grande en la historia de agua y saneamiento del país: Nueva Rinconada etapa 1, realizada con el nuevo modelo licitario a través de UNOPS y que permitirá 75,000 nuevas conexiones y reposiciones, con 400 mil beneficiados en San Juan de Miraflores, Villa María del Triunfo y Villa El Salvador, al año 2026.

Además, hay un paquete de proyectos por más de 5 mil millones, al 2025 llegaremos a 2 mil millones licitados Cuidar el agua nos compete a todos.

Equipo Comunicación Institucional                                                Lima,15 de febrero de 2022

NP-5