Presidente Pedro Castillo inspeccionó obras de agua y alcantarillado de Sedapal en megaproyecto Nueva Rinconada, que beneficiará a 400 mil peruanos

Ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, César Paniagua, indicó que Sedapal viene cumpliendo los plazos de ejecución de esta importante obra que se inició en agosto del 2021 y cuyo plazo de conclusión es de 4 años.

Comparte esta noticia

El presidente de la República, Pedro Castillo, inspeccionó hoy las obras de instalación de conexiones de agua y alcantarillado que ejecuta Sedapal y que beneficiarán a 400 mil pobladores de los distritos de Villa María del Triunfo, San Juan de Miraflores y Villa El Salvador.

“Hemos venido con el ministerio y con SEDAPAL para solucionar las necesidades de servicios básicos del ciudadano y los vecinos”, afirmó el jefe de Estado.

La megaobra cuenta con un presupuesto de 1,200 millones de soles y comprende la ampliación y mejoramiento de los sistemas de agua potable y alcantarillado, la construcción de 20 reservorios, el mejoramiento de otros 09; la instalación de 100 kilómetros de líneas de conducción, impulsión y troncales; la instalación de 600 km de colectores y redes de alcantarillado. Asimismo, 8,757 nuevas conexiones domiciliarias de agua potable y 9,985 de alcantarillado, así como más de 70 mil obras de rehabilitación de diversas instalaciones sanitarias.

El jefe de Estado estuvo acompañado del ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, César Paniagua, y del presidente del directorio de Sedapal, Augusto Eguiguren Praeli, quien le explicó los avances del proyecto.

Eguiguren resaltó que “Esta megaobra es un verdadero hito para Sedapal, y en este momento registra un avance de 11%, superior a lo ejecutado. Estamos trabajando con fiscalización y supervisión para que los frentes de la obra avancen sostenidamente y podamos culminarla en el plazo fijado de cuatro años”.

Por su parte, el ministro César Paniagua indicó que Sedapal viene cumpliendo los plazos de ejecución de esta importante obra que se inició en agosto del 2021 y cuyo plazo de ejecución es de 4 años. “Este proyecto debe concluirse en esta gestión”, destacó.

Se estima, además, que permitirá reducir de 7 a 6 % el índice de la población de Lima y Callao que no cuenta con el servicio de agua potable.

Equipo Comunicación Institucional                                                                                   Lima, 17 de noviembre de 2022

NP - 32